Máster en teoría del derecho y argumentación jurídica. (Semipresencial)

Presentación

La teoría del Derecho y la teoría de la argumentación jurídica forman parte del grupo de materias básicas que son necesarias en la formación integral de cualquier jurista. En la actualidad los estudios sobre estas disciplinas son muy demandados, tanto en Europa como -fundamentalmente- en América Latina.

El gran valor de la teoría y la filosofía del Derecho y de la teoría de la argumentación jurídica se justifica en buena medida por la volatilidad de la realidad del Derecho en el contexto actual. Los sistemas jurídicos nunca han sido tan complejos -y sus contenidos normativos tan variables- como lo son hoy. Esta dinámica de “motorización” –según la conocida expresión de C. Schmitt- es aún más acusada en el Derecho público, donde los órganos legislativos –y frecuentemente también el ejecutivo, ejerciendo su potestad de aprobar decretos- desarrollan una actividad de creación, modificación y derogación de los contenidos jurídicos cada vez más intensiva. En medio de este panorama los juristas se topan con grandes dificultades para conocer con certeza cuáles son las disposiciones y reglas que permanecen vigentes, viéndose obligados a, por así decirlo, “aprender” y “desaprender” repetidamente contenidos normativos sustantivos. Una herramienta muy valiosa para afrontar esta situación es obtener un amplio conocimiento sobre teoría del Derecho, pues esta materia, más allá de su indiscutible valor formativo, puede ofrecer a los diferentes profesionales del Derecho respuestas, argumentos y un punto de vista sobre lo jurídico que trasciende las limitaciones de las disciplinas dogmáticas y permite enfocar desde una óptica diferente las dificultades de índole práctica, contribuyendo a la resolución de casos complejos sirviéndose de procedimientos específicos. La ventaja competitiva que puede ofrecer un jurista frente a una aplicación informática no reside, evidentemente, en la capacidad de memorizar leyes y sentencias, sino en su habilidad para la interpretación de los textos jurídicos y para la composición de razonamientos y argumentaciones. Este máster se encamina justamente a la provisión de herramientas e instrumentos que faciliten estas actividades. Tareas como elegir el método correcto de interpretación de una ley, o la fórmula más adecuada para resolver una laguna jurídica o una antinomia son hoy exigencias inseparables de la práctica del Derecho, y forman parte de los contenidos básicos de este máster.

El gran desarrollo actual de la teoría del Derecho se explica, en parte, por los avances que ha experimentado la teoría de la argumentación jurídica en los últimos cincuenta años. Esta se ha convertido en una rama fundamental de la teoría jurídica, obteniendo autonomía propia mientras que, lentamente pero sin pausa, se iba introduciendo en los planes de estudio de las facultades de Derecho.

La teoría de la argumentación jurídica se ha asentado en medio de la polémica entre dos teorías o formas de entender el Derecho que siguen hoy en competencia. Una es la corriente del positivismo jurídico, cuyo origen histórico coincide en Europa continental con el movimiento racionalista de la codificación, alcanzado su mayor impulso –aunque presentando variantes y enfoques muy diversos, pues es una corriente de pensamiento jurídico muy proteica- durante el siglo XIX. Grosso modo, el positivismo jurídico, en su variante más legalista, se caracteriza porque (i) reduce el Derecho a normas positivas de creación convencional; y (ii) por una visión del razonamiento judicial que contempla la aplicación del derecho como una operación mecánica denominada “subsunción”, en la que los hechos del caso se integran como premisa menor en un silogismo en el que la norma aparece como premisa mayor, de modo que el juez obtiene el fallo o resolución mediante una simple deducción.

Cuando en el siglo XX el positivismo jurídico legalista es representado por autores como Kelsen o Hart, esta visión mecanicista del razonamiento judicial ha sido superada, y se admite que los jueces pueden hacer uso de un poder discrecional de decisión en casos complejos en los que han de afrontar su deber institucional de juzgar –que es resultado de la prohibición de non liquet que rige para ellos- sin que puedan apoyarse en ningún texto legal que contemple una solución.

La segunda teoría jurídica mencionada fue la que, como reacción contra la mentalidad positivista dominante, comenzó a desarrollarse a partir de los años setenta, tomando a Dworkin como fuente de inspiración. Para esta nueva teoría, que unos han denominado iusmoralista y otros postpositivista, el Derecho no puede reducirse únicamente a reglas positivas, sino que los principios son incorporados como parte del mismo, tanto los que son explícitos y gozan de reconocimiento expreso en el sistema jurídico, como aquellos implícitos que pueden obtenerse realizando un ejercicio de interpretación, que implica una consideración de conjunto de los contenidos normativos del sistema. Unos y otros revisten carácter moral, y tienen una jerarquía superior a la de las reglas. Tanto es así que en los “casos difíciles” –según la denominación de Dworkin- en los que no hay una regla aplicable al caso –o en los que sí hay una regla, pero su aplicación puede acarrear consecuencias que desde el punto de vista de la justicia se perciben como indeseables- la regla puede ser derrotada por los principios, que tendrán aplicación directa.

Finalmente -en contraste con la concepción positivista del razonamiento judicial-, en la resolución de los casos difíciles los iusmoralistas rechazan el uso de la discrecionalidad y prefieren aplicar un procedimiento diferente, que consiste en ponderar los principios del sistema jurídico, teniendo en cuenta cuál es su peso específico en el caso concreto. Con ello pretenden obtener la mejor solución, y también la más justa.

En el desarrollo de la teoría de la argumentación jurídica del iusmoralismo han tenido gran protagonismo autores como Robert Alexy, Neil MacCormick y, más recientemente, Manuel Atienza. A partir de su contribución la teoría de la argumentación jurídica se ha ido haciendo más compleja, incorporando al ámbito jurídico elementos de racionalidad práctica, análisis retórico del discurso y diversas técnicas argumentativas. Es gracias a ello que esta teoría se ha convertido en una verdadera rama del conocimiento jurídico, con presencia de corrientes diversas y una gran variedad de perspectivas. Lo que esta puede aportar se percibe a día de hoy como algo imprescindible en la formación de los juristas y como una pieza esencial en la superación de los viejos esquemas dogmáticos, doctrinales y poco prácticos de la enseñanza tradicional del Derecho.

 

Competencias

Objetivos del título:

Los títulos propios de la Universidad de Salamanca tienen por objeto la adquisición por los estudiantes de un conjunto de competencias mediante una formación especializada o multidisciplinar, con una orientación académica o profesional equivalente a niveles de cualificación 5, 6 y 7 según el Marco Europeo de Cualificaciones (EQF).

El Máster en Teoría del Derecho y Argumentación Jurídica tiene como objetivo general proporcionar una formación complementaria a quienes se han licenciado o graduado en Derecho u otras materias afines. Los estudiantes tendrán a su disposición un arsenal de herramientas teórico-jurídicas y argumentativas que serán muy útiles en el desempeño de su actividad, con aplicación directa tanto a nivel teórico como práctico.

Competencias Básicas (+ Generales + Transversales):

Competencias básicas para Máster y Diploma de Especialización:

CB6: Poseer y comprender conocimientos que aporten una base u oportunidad de ser originales en el desarrollo y/o aplicación de ideas, a menudo en un contexto de investigación.

CB7. Los estudiantes sabrán aplicar los conocimientos adquiridos y su capacidad de resolución de problemas en entornos nuevos o poco conocidos dentro de contextos más amplios (o multidisciplinares) relacionados con su área de estudio.

CB8. Los estudiantes serán capaces de integrar conocimientos y enfrentarse a la complejidad de formular juicios a partir de una información que, siendo incompleta o limitada, incluya reflexiones sobre las responsabilidades sociales y éticas vinculadas a la aplicación de sus conocimientos y juicios.

CB9. Los estudiantes sabrán comunicar sus conclusiones –y los conocimientos y razones últimas que las sustentan- a públicos especializados y no especializados de un modo claro y sin ambigüedades.

CB10. Los estudiantes poseerán las habilidades de aprendizaje que les permitan continuar estudiando de un modo que habrá de ser en gran medida autodirigido o autónomo.

Competencias específicas:

CE1: Ampliar la formación general en teoría del Derecho.

CE2: Conocer y diferenciar las diversas perspectivas desde las que se puede evaluar la legitimidad de las normas jurídicas.

CE3: Comprender la función justificatoria y los fundamentos de legitimidad de las decisiones de los jueces y otros órganos de aplicación del Derecho.

CE4: Conocer las diferentes posiciones en materia de argumentación jurídica y la polémica entre las concepciones iuspositivistas y iusmoralistas del Derecho.

CE5: Manejar con soltura las herramientas de la lógica formal y la lógica deóntica, aplicándolas a los razonamientos jurídicos.

CE6: Conocer los diferentes modelos de razonamiento jurídico y en especial las diferencias entre el razonamiento a partir de reglas y el razonamiento a partir de principios.

CE7: Obtener un conocimiento amplio de los principales argumentos que se utilizan en la prueba de los hechos y de la forma como se debe argumentar en cada tipo de prueba (testifical, pericial, documental, etc.).

CE8: Obtener una mayor comprensión de los principios de oralidad, publicidad e inmediación que rigen en los procesos.

CE9: Aplicar los criterios de la racionalidad argumentativa en las diferentes ramas del Derecho: constitucional, penal, administrativo, procesal, civil y mercantil

Perfil de Ingreso

Los estudiantes deberían ser profesionales en alguna de las diferentes especialidades del ámbito del Derecho: jueces, fiscales, abogados litigantes, docentes universitarios, etc. Es deseable que cuenten con suficiente formación jurídica previa, que estén interesados en los problemas de la teoría y la práctica jurídicas y posean las habilidades comunicativas propias de quienes trabajan habitualmente con el Derecho

Acceso, Preinscripción, Admisión y Matrícula

Requisitos de acceso:

Los interesados tendrán un título universitario oficial español u otro expedido por una institución de educación superior del Espacio Europeo de Educación Superior. Asimismo podrán acceder los titulados universitarios conforme a sistemas educativos ajenos al Espacio Europeo de Educación Superior sin necesidad de homologación de sus títulos, previa comprobación por la Universidad de Salamanca de que aquellos acreditan un nivel de formación equivalente a los correspondientes títulos universitarios oficiales españoles.

El máster está pensado especialmente para licenciados o graduados en Derecho, pero también está abierto a licenciados o graduados en las siguientes especialidades:

  • Ciencia Política y de la Administración
  • Criminología
  • Filosofía
  • Psicología
  • Sociología
  • Traducción e Interpretación
  • Periodismo
  • Comunicación Audiovisual
  • Trabajo Social
  • Relaciones Laborales.
  • Acreditar una licenciatura o grado universitario (o equivalente) en alguna de estas especialidades es requisito habilitante para el acceso al máster.

Procedimientos de información previa a la matrícula y de acogida

Los interesados en cursar el máster tendrán acceso a toda la información necesaria en la página web que se creará con ese objetivo. En concreto, podrán conocer con detalle su planificación:

  • Las fechas y la duración de cada módulo en la etapa no presencial
  • Las fechas en las que estará programada cada evaluación dentro de esa etapa
  • Los criterios de evaluación que serán aplicados
  • El calendario de las clases presenciales y la tabla detallada de los horarios
  • La lista de conferenciantes invitados
  • La lista de profesores tutores de trabajos de fin de título, en la que aparecerán especificadas las líneas temáticas propuestas por cada uno
  • La dirección de correo electrónico de los profesores responsables de los módulos para atender posibles dudas y realizar tutorías durante la etapa no presencial
  • El horario de tutorías de cada profesor durante la etapa presencial
  • El horario de atención del asistente encargado de prestar ayuda o información a los estudiantes sobre trámites y gestión, expedición de títulos, etc.

Toda la información sobre la planificación académica del máster estará disponible en la plataforma Moodle Studium, a la que tendrán acceso los estudiantes matriculados.

Antes de formalizar la matrícula, en caso de dudas o de requerir información adicional, podrán dirigirse por e-mail al director académico del máster o a un asistente encargado de prestar información, escribiendo a una cuenta de correo electrónico que será creada a tal efecto.

A través de esa cuenta los estudiantes recibirán, con antelación suficiente, información relativa al alojamiento y reservas en las residencias de la Universidad de Salamanca y sobre las opciones de desplazamiento por tren y carretera entre Madrid y Salamanca.

Asimismo, a los estudiantes con algún tipo de discapacidad o de necesidad especial que así lo soliciten, se les facilitará el contacto con el Servicio de Asuntos Sociales (SAS) de la Universidad.

Al comienzo de la etapa presencial del máster los miembros de la Comisión Académica y los profesores que deseen participar darán su recibimiento a los estudiantes en un acto de bienvenida organizado para la ocasión. Para favorecer el acercamiento y la cohesión interna del grupo de estudiantes y estrechar la relación con los profesores se organizará alguna visita cultural.

Criterios de admisión

Procedimientos para la admisión:

La dirección del máster velará por el cumplimiento de los requisitos de la titulación exigibles para acceder a la matrícula. En caso de que el número de solicitantes supere el límite máximo de plazas ofertadas, la selección entre los aspirantes y la determinación del orden de preferencia se efectuará de acuerdo con los siguientes criterios:

  1. Estudiantes con un título de doctor en alguna especialidad habilitante para el acceso.
  2. Estudiantes con un título de máster en alguna especialidad habilitante para el acceso.
  3. Estudiantes licenciados o graduados en especialidades habilitantes para el acceso. El orden de preferencia se determinará mediante una valoración conjunta de los méritos que figuran en el expediente académico y la experiencia profesional de cada aspirante. En particular se valorará positivamente acreditar cinco o más años de experiencia en el ejercicio de alguna de las siguientes profesiones:
  • Enseñanza universitaria del Derecho
  • Abogacía
  • Procuraduría
  • Letrado técnico (miembro del Cuerpo de Letrados de las Cortes Generales o similar)
  • Funcionariado de la Administración de Justicia
  • Fiscalía
  • Judicatura
  • Magistratura.

Apoyo y Orientación

Los estudiantes matriculados dispondrán de toda la información sobre la planificación académica del máster en la plataforma Moodle Studium. En la etapa no presencial, al comienzo de cada nuevo módulo, podrán descargar los materiales facilitados por cada profesor. Asimismo, tendrán que servirse de esta plataforma para realizar los ejercicios de evaluación requeridos en cada módulo. En los exámenes tipo test se fijará una fecha y una franja horaria para poder hacerlo. Si algún profesor solicitara entregar trabajos o prácticas adicionales, deberán subirse a Studium antes de la fecha límite indicada.

La dirección académica del máster y un asistente designado para esta tarea prestarán a los estudiantes información permanente, en la etapa no presencial y en la presencial, sobre cuestiones como las siguientes:

  • La forma más eficaz de cursar los módulos.
  • Materiales adicionales de estudio y bibliografía complementaria.
  • Sistemas de evaluación de cada asignatura
  • Pautas para elaborar los trabajos de fin de título y criterios de evaluación
  • Actividades adicionales que sean organizadas con ocasión del máster
  • Trámites para la expedición de los títulos y otras gestiones.

Además los estudiantes contarán en todo momento con el apoyo y disponibilidad de los miembros de la Comisión Académica:

  • Dr. D. José Antonio Sendín Mateos, profesor asociado de Filosofía del Derecho (Director Académico)
  • Dr. D José Antonio Ramos Pascua, profesor titular de Filosofía del Derecho
  • Dr. D. José María Garrán Martínez, profesor titular de Filosofía del Derecho
  • Dr. D. Juan Manuel Pérez Bermejo, profesor titular de Filosofía del Derecho.

Finalmente, los estudiantes que necesiten algún tipo de orientación o ayuda especial podrán acudir a los siguientes servicios de apoyo de la Universidad de Salamanca:

  • El Servicio de Orientación Universitaria (SOU) (http://sou.usal.es/) ofrece una atención especializada de carácter psicopedagógico y asesora sobre normativa, becas, ayudas, etc.
  • El Servicio de Asuntos Sociales (SAS) (http://www.usal.es/sas) ofrece apoyo y asesoramiento sobre diversos ámbitos: apoyo social, extranjería, discapacidad, voluntariado, salud mental, sexualidad, lenguaje, adiciones, etc.
  • El Servicio de Asuntos Sociales (SAS) dispone de una Unidad de Atención a los Universitarios con Discapacidad (http://www.usal.es/webusal/node/3515) que ofrece una cartera de servicios al objeto de garantizar asesoramiento y atención profesional a los estudiantes que tienen algún tipo de discapacidad. Para ello identifica sus necesidades concretas (de itinerario y acceso al aula, la docencia, incluyendo prácticas y tutorías, y las pruebas de evaluación), prestando ayuda a los profesores en su relación docente con esos estudiantes.

PROPUESTA DE DIRECCIÓN Y COMISION ACADEMICA

 

Propuesta de Director del Título Propio (a nombrar por el Vicerrectorado de Postgrado):

Nombre y apellidos: José Antonio Sendín Mateos

Área de Conocimiento y Departamento: Área de Filosofía del Derecho. Departamento de Historia del Derecho y Filosofía Jurídica, Moral y Política

Datos de contacto (teléfono, e-mail): 923294500 Ext. 1662; jasendin@usal.es

Justificación (méritos del profesor en relación con el Título Propio):

Profesor asociado (acreditado a profesor contratado doctor) del Área de Filosofía del Derecho de la Universidad de Salamanca. Doctor por dicha Universidad con Premio Extraordinario. Premio de Doctorado concedido por el Ilustre Colegio Oficial de Licenciados y Doctores en Filosofía y Letras y en Ciencias de Valladolid. Investigador en el Hans Kelsen-Institut de Viena (Austria). Máster en Argumentación Jurídica de la Universidad de Alicante. Master in Argomentazione Giuridica della Università degli Studi di Palermo. Colaborador en el GIR de la Universidad de León “Derechos, Razonamiento, Argumentación” (DRAR), cuyo investigador responsable es Juan Antonio García Amado. Miembro fundador de la Red Iberoamericana de Argumentación Jurídica (RIAJ).

 

Miembros de la Comisión Académica (a nombrar por el órgano académico responsable del Título):

Nombre y apellidos: José Antonio Ramos Pascua

Área de Conocimiento y Departamento: Área de Filosofía del Derecho. Departamento de Historia del Derecho y Filosofía Jurídica, Moral y Política

Datos de contacto (teléfono, e-mail): 923294500 Ext. 1671; ascua@usal.es

 

Nombre y apellidos: José María Garrán Martínez

Área de Conocimiento y Departamento: Área de Filosofía del Derecho. Departamento de Historia del Derecho y Filosofía Jurídica, Moral y Política.

Datos de contacto (teléfono, e-mail): 923294500 Ext. 6975; garran@usal.es

 

Nombre y apellidos: Juan Manuel Pérez Bermejo

Área de Conocimiento y Departamento: Área de Filosofía del Derecho. Departamento de Historia del Derecho y Filosofía Jurídica, Moral y Política.

Datos de contacto (teléfono, e-mail): 923294500 Ext. 6973; jbermejo@usal.es

 

Número de estudiantes a integrarse (al menos 25% de la Comisión Académica): 2

Procedimiento de elección de estos estudiantes:

Elección democrática al comienzo de la etapa presencial entre los estudiantes del título propio

Reconocimiento y Transferencia de Créditos

Asignaturas

Salidas académicas profesionales

Los estudiantes que superen el máster mejorarán sus capacitaciones profesionales para el desarrollo de cualquier actividad relacionada con el Derecho, tanto de índole teórica –la dedicación a la enseñanza universitaria en materia de teoría del Derecho y teoría de la argumentación jurídica, o de otras disciplinas dogmáticas- como práctica, en campos como la litigación y el ejercicio de la abogacía, la asesoría jurídica, la praxis forense, la asistencia técnica letrada en asambleas legislativas, la fiscalía y el desempeño de la función jurisdiccional, entre otros. Obtendrán herramientas muy útiles para interpretar correctamente normas jurídicas y construir argumentaciones y razonamientos dirigidos a resolver los problemas más graves que aquejan a los sistemas jurídicos, entre los que figuran las lagunas y las contradicciones normativas.

Indicadores de calidad e informes externos

Justificación del título propuesto:

La teoría del Derecho y la teoría de la argumentación jurídica forman parte del grupo de materias básicas que son necesarias en la formación integral de cualquier jurista. En la actualidad los estudios sobre estas disciplinas son muy demandados, tanto en Europa como -fundamentalmente- en América Latina.

El gran valor de la teoría y la filosofía del Derecho y de la teoría de la argumentación jurídica se justifica en buena medida por la volatilidad de la realidad del Derecho en el contexto actual. Los sistemas jurídicos nunca han sido tan complejos -y sus contenidos normativos tan variables- como lo son hoy. Esta dinámica de “motorización” –según la conocida expresión de C. Schmitt- es aún más acusada en el Derecho público, donde los órganos legislativos –y frecuentemente también el ejecutivo, ejerciendo su potestad de aprobar decretos- desarrollan una actividad de creación, modificación y derogación de los contenidos jurídicos cada vez más intensiva. En medio de este panorama los juristas se topan con grandes dificultades para conocer con certeza cuáles son las disposiciones y reglas que permanecen vigentes, viéndose obligados a, por así decirlo, “aprender” y “desaprender” repetidamente contenidos normativos sustantivos. Una herramienta muy valiosa para afrontar esta situación es obtener un amplio conocimiento sobre teoría del Derecho, pues esta materia, más allá de su indiscutible valor formativo, puede ofrecer a los diferentes profesionales del Derecho respuestas, argumentos y un punto de vista sobre lo jurídico que trasciende las limitaciones de las disciplinas dogmáticas y permite enfocar desde una óptica diferente las dificultades de índole práctica, contribuyendo a la resolución de casos complejos sirviéndose de procedimientos específicos. La ventaja competitiva que puede ofrecer un jurista frente a una aplicación informática no reside, evidentemente, en la capacidad de memorizar leyes y sentencias, sino en su habilidad para la interpretación de los textos jurídicos y para la composición de razonamientos y argumentaciones. Este máster se encamina justamente a la provisión de herramientas e instrumentos que faciliten estas actividades. Tareas como elegir el método correcto de interpretación de una ley, o la fórmula más adecuada para resolver una laguna jurídica o una antinomia son hoy exigencias inseparables de la práctica del Derecho, y forman parte de los contenidos básicos de este máster.

El gran desarrollo actual de la teoría del Derecho se explica, en parte, por los avances que ha experimentado la teoría de la argumentación jurídica en los últimos cincuenta años. Esta se ha convertido en una rama fundamental de la teoría jurídica, obteniendo autonomía propia mientras que, lentamente pero sin pausa, se iba introduciendo en los planes de estudio de las facultades de Derecho.

La teoría de la argumentación jurídica se ha asentado en medio de la polémica entre dos teorías o formas de entender el Derecho que siguen hoy en competencia. Una es la corriente del positivismo jurídico, cuyo origen histórico coincide en Europa continental con el movimiento racionalista de la codificación, alcanzado su mayor impulso –aunque presentando variantes y enfoques muy diversos, pues es una corriente de pensamiento jurídico muy proteica- durante el siglo XIX. Grosso modo, el positivismo jurídico, en su variante más legalista, se caracteriza porque (i) reduce el Derecho a normas positivas de creación convencional; y (ii) por una visión del razonamiento judicial que contempla la aplicación del derecho como una operación mecánica denominada “subsunción”, en la que los hechos del caso se integran como premisa menor en un silogismo en el que la norma aparece como premisa mayor, de modo que el juez obtiene el fallo o resolución mediante una simple deducción.

Cuando en el siglo XX el positivismo jurídico legalista es representado por autores como Kelsen o Hart, esta visión mecanicista del razonamiento judicial ha sido superada, y se admite que los jueces pueden hacer uso de un poder discrecional de decisión en casos complejos en los que han de afrontar su deber institucional de juzgar –que es resultado de la prohibición de non liquet que rige para ellos- sin que puedan apoyarse en ningún texto legal que contemple una solución.

La segunda teoría jurídica mencionada fue la que, como reacción contra la mentalidad positivista dominante, comenzó a desarrollarse a partir de los años setenta, tomando a Dworkin como fuente de inspiración. Para esta nueva teoría, que unos han denominado iusmoralista y otros postpositivista, el Derecho no puede reducirse únicamente a reglas positivas, sino que los principios son incorporados como parte del mismo, tanto los que son explícitos y gozan de reconocimiento expreso en el sistema jurídico, como aquellos implícitos que pueden obtenerse realizando un ejercicio de interpretación, que implica una consideración de conjunto de los contenidos normativos del sistema. Unos y otros revisten carácter moral, y tienen una jerarquía superior a la de las reglas. Tanto es así que en los “casos difíciles” –según la denominación de Dworkin- en los que no hay una regla aplicable al caso –o en los que sí hay una regla, pero su aplicación puede acarrear consecuencias que desde el punto de vista de la justicia se perciben como indeseables- la regla puede ser derrotada por los principios, que tendrán aplicación directa.

Finalmente -en contraste con la concepción positivista del razonamiento judicial-, en la resolución de los casos difíciles los iusmoralistas rechazan el uso de la discrecionalidad y prefieren aplicar un procedimiento diferente, que consiste en ponderar los principios del sistema jurídico, teniendo en cuenta cuál es su peso específico en el caso concreto. Con ello pretenden obtener la mejor solución, y también la más justa.

En el desarrollo de la teoría de la argumentación jurídica del iusmoralismo han tenido gran protagonismo autores como Robert Alexy, Neil MacCormick y, más recientemente, Manuel Atienza. A partir de su contribución la teoría de la argumentación jurídica se ha ido haciendo más compleja, incorporando al ámbito jurídico elementos de racionalidad práctica, análisis retórico del discurso y diversas técnicas argumentativas. Es gracias a ello que esta teoría se ha convertido en una verdadera rama del conocimiento jurídico, con presencia de corrientes diversas y una gran variedad de perspectivas. Lo que esta puede aportar se percibe a día de hoy como algo imprescindible en la formación de los juristas y como una pieza esencial en la superación de los viejos esquemas dogmáticos, doctrinales y poco prácticos de la enseñanza tradicional del Derecho.

Diferenciación de otras titulaciones (oficiales o propias) de la Universidad:

En el Grado en Derecho de la Universidad se enseñan Teoría del Derecho (asignatura de formación básica, primer curso) e Interpretación y argumentación jurídica (asignatura obligatoria, cuarto curso). Sobre la materia específica de argumentación sobre hechos se imparte un curso de especialización en Derecho titulado “Obtención, interpretación y valoración de la prueba”, ceñido exclusivamente a la argumentación probatoria. Más allá de esto, no existe en nuestra Universidad ninguna titulación, ni propia ni oficial, en la que se estudien intensivamente y durante un curso académico completo la teoría del Derecho –la teoría de la norma jurídica y la teoría del sistema jurídico- y la teoría de la argumentación jurídica.

La creación de este título propio de máster aportaría, por tanto, un elemento novedoso en la oferta de estudios de la Universidad de Salamanca. En otras universidades existen títulos que se dedican fundamentalmente a la teoría de la argumentación jurídica –y no tanto a la teoría del Derecho- que están consolidados y tienen gran éxito, contando con un número de preinscripciones que supera ampliamente en cada nueva edición el límite máximo de alumnos matriculados. Tal es el caso del Máster en ArgumentaciónJurídica de la Universidad de Alicante, que dirige Manuel Atienza, y el Máster en Razonamiento Probatorio de la Universidad de Girona, dirigido por Jordi Ferrer Beltrán. Al igual que el máster cuya creación se propone, ambos son títulos propios semipresenciales.

Referentes externos a la universidad que avalen la adecuación de la propuesta a criterios nacionales y/o internacionales para títulos de similares características académicas:

En la selección de los contenidos del máster, y con la vista puesta en la elaboración del plan de estudios, se han tenido en cuenta los siguientes referentes externos:

(a) En el ámbito nacional:

  • El Máster en Argumentación Jurídica de la Universidad de Alicante, dirigido por Manuel Atienza. Se centra principalmente en la materia jurídico-argumentativa. Es un título propio semipresencial de máster.
  • El Máster en Razonamiento Probatorio de la Universidad de Girona, dirigido por Jordi Ferrer Beltrán. Su temática es más específica y se ciñe a la argumentación sobre hechos y la argumentación probatoria, la valoración de la prueba, etc. Es asimismo un título propio semipresencial de máster. Jordi Ferrer formará parte de la plantilla de profesores del máster que se propone crear.
  • El Máster on-line en Argumentación Jurídica por la Universidad de León, dirigido por Juan Antonio García Amado. Igual que el Máster de Alicante su objeto es la teoría de la argumentación jurídica. En su primera edición ha superado los 100 alumnos matriculados, el límite máximo previsto. Es un título propio de máster,  pero a diferencia de los anteriores es enteramente on-line. Juan Antonio García Amado también formará parte del elenco de profesores del máster propuesto, y será el director honorario del mismo.

(b) En el ámbito de América Latina:

  • Los estudios sobre teoría del Derecho y teoría de la argumentación jurídica son altamente demandados por el público latinoamericano. Muchos juristas viajan a Europa y Norteamérica para participar en cursos y másteres. Y también muchos profesores europeos –como el propio Robert Alexy- y, sobre todo, españoles, son invitados a los países de América Latina a impartir cursos y conferencias sobre estas materias. Tal es el caso de los mencionados Manuel Atienza, Jordi Ferrer y Juan Antonio García Amado, y otros como Daniel González Lagier, Josep Aguiló y los demás compañeros del grupo de la Universidad de Alicante. En el apartado “Procedimientos externos” se dará cuenta del interés mostrado por las diversas  universidades e instituciones de América Latina que han sido consultadas acerca de la utilidad y repercusión que puede tener el presente máster.
  • Quien figura como director académico del máster que ahora se propone, José Antonio Sendín, cursó el Máster en Argumentación Jurídica de la Universidad de Alicante en la edición del curso 2016-17. Los compañeros de aquella promoción decidieron crear una Red Iberoamericana de Argumentación Jurídica (RIAJ), que es una realidad consolidada a día de hoy. La RIAJ fue creada para fomentar los estudios sobre teoría de la argumentación jurídica y contribuir a su difusión. Sus miembros fundadores son juristas, docentes universitarios y profesionales de las diferentes especialidades del Derecho de América Latina y España. Con carácter anual la RIAJ organiza un Congreso sobre argumentación jurídica en el que esta se pone al servicio de la resolución de los problemas de índole jurídica y política más preocupantes en el contexto iberoamericano: la mejora de la calidad de las instituciones democráticas, la lucha contra la corrupción, el funcionamiento de la administración de justicia, la protección de los derechos humanos, etc. En su primera edición el Congreso de la RIAJ se celebró en Ciudad de México en 2018, y la segunda tuvo lugar en Guayaquil (Ecuador) en 2019. El máster cuenta con el apoyo expreso de la RIAJ y de su presidente, el magistrado del Tribunal Estatal Electoral de Chihuahua Jacques Adrián Jácquez Flores.

Descripción de los procedimientos de consulta internos y externos utilizados para la elaboración del plan de estudios:

Procedimientos internos:

En la configuración de los contenidos y materias del plan de estudios quien figura como director académico ha aportado su experiencia como antiguo estudiante del Máster en Argumentación Jurídica de la Universidad de Alicante. Asimismo, han colaborado en esa tarea los compañeros del Área de Filosofía del Derecho José Antonio Ramos, José María Garrán y Juan Manuel Pérez Bermejo. Los cuatro son parte del GIR de la Universidad de León “Derecho, razonamiento, argumentación” (DRAR), cuyo investigador responsable es Juan Antonio García Amado, quien también ha contribuido de manera determinante. El profesor García Amado es el investigador principal el proyecto de I+D+i “Conflictos de derechos: tipologías, razonamientos, decisiones” (DER2016-74898-C2-1-R) en el que también están presentes los compañeros mencionados del Área de Filosofía del Derecho de la Universidad de Salamanca.

Por último, es necesario destacar las contribuciones de los profesores de la plantilla del máster –todos ellos grandes profesionales de las materias que se les han asignado- a la mejora del contenido de sus respectivos módulos. En particular, mencionaré a Antonio Peña Freire de la Universidad de Granada y a Marina Gascón Abellán de la Universidad de Castilla-La Mancha.

Procedimientos externos:

Con carácter previo a la elaboración de esta memoria se ha contactado con diferentes universidades e instituciones académicas y judiciales iberoamericanas, a fin de conocer su opinión acerca del máster: sobre su oportunidad, utilidad, demanda potencial, etc. Su creación ha sido muy bien recibida. Además del apoyo de la Red Iberoamericana de Argumentación Jurídica (RIAJ), mencionada en el apartado 2.2, cabe subrayar el de los siguientes organismos:

  • Instituto de la Judicatura Federal de México, con apoyo de su director general, el Dr. Rafael Estrada Michel
  • Programa de Posgrado en Derecho de la UNAM, con apoyo de su coordinador, el Dr. Carlos Humberto Reyes Díaz
  • Escuela Libre de Derecho de México
  • Facultad Libre de Derecho de Monterrey
  • Pontifica Universidad Católica del Perú
  • Universidad Nacional Mayor de San Marcos de Lima
  • Palestra Editores S.A.C. (Perú), con apoyo de su gerente general, Pedro Grández Castro
  • Universidad del Magdalena de Santa Marta (Colombia)
  • Universidad de Cuenca (Ecuador)

Las consultas fueron realizadas por e-mail y también aprovechando diferentes estancias en América durante 2019. El máster puede contribuir a intensificar las relaciones –que en algún caso son ya fluidas- entre la Universidad de Salamanca y estas instituciones.

 

 

Aulas y horarios

Organización temporal de asignaturas:

 

PRIMER SEMESTRE (S1)

SEGUNDO SEMESTRE (S2)

Asignatura

Tipo

ECTS

Asignatura

Tipo

ECTS

Módulo 1: Teoría del Derecho. Delimitación y cuestiones generales (parte no presencial)

Ob

5

Módulo 1: Teoría del Derecho. Delimitación y cuestiones generales (parte presencial)

Ob

1

Módulo 2: Teoría del Derecho. Cuestiones analíticas fundamentales (parte no presencial)

Ob

5

Módulo 2: Teoría del Derecho. Cuestiones analítica fundamentales (parte presencial)

Ob

1

Módulo 3: Teoría del Derecho y práctica jurídica (parte no presencial)

Ob

5

Módulo 3: Teoría del Derecho y práctica jurídica (parte presencial)

Ob

1

Módulo 4: La teoría estándar de la argumentación jurídica (parte no presencial)

Ob

5

Módulo 4: La teoría estándar de la argumentación jurídica (parte presencial)

Ob

1

Módulo 5: Lógica y argumentación jurídica (parte no presencial)

Ob

5

Módulo 5: Lógica y argumentación jurídica (parte presencial)

Ob

1

Módulo 6: Argumentación en la legislación y en la jurisdicción (parte no presencial)

Ob

5

Módulo 6: Argumentación en la legislación y en la jurisdicción (parte presencial)

Ob

1

 

 

 

Módulo 7: La argumentación y los razonamientos jurídicos sobre normas (parte no presencial y parte presencial)

Ob

6

 

 

 

Módulo 8: Argumentación sobre hechos (parte no presencial y parte presencial)

Ob

6

 

 

 

Módulo 9: Dogmática jurídica contemporánea: problemas escogidos de teoría del Derecho y de argumentación jurídica (parte no presencial y parte presencial)

Ob

6

 

 

 

Módulo 10: Trabajo de fin de título

Ob

6

Total ECTS

 

30

 

 

30

 

Mecanismos de coordinación docente entre asignaturas (en la organización horaria y de desarrollo y en la coherencia de objetivos) del plan de estudios:

La forma como estarán organizados la estructura y los contenidos del título se explicará en el apartado “Tipo de enseñanza”, más abajo.

En la etapa no presencial, entre octubre de 2020 y abril de 2021, la coordinación entre los diferentes módulos estará a cargo del director académico -que contará con la ayuda de un asistente técnico- y se realizará a través de la plataforma Moodle Studium. En cada módulo los estudiantes dispondrán de tres semanas para estudiar los materiales suministrados por el profesor y realizar los ejercicios de evaluación correspondientes. El director académico o el asistente técnico se ocuparán de subir los materiales a la plataforma, abrir los módulos comprobar su correcto funcionamiento y controlar la realización y los resultados de los test de evaluación. La identidad de los estudiantes será verificada a través de los medios de que dispone la Universidad de Salamanca: ID USAL y Moodle Studium.

Finalmente, en la etapa presencial la organización y coordinación de los módulos y materias se realizará a través de una tabla de horarios confeccionada por el director académico, que consultará previamente a todos los profesores y conferenciantes invitados sobre las fechas y  horarios en los que tengan mayor disponibilidad. El director académico estará en contacto permanente con los profesores para atender cualquier necesidad. El asistente encargado de prestar información a los estudiantes también colaborará con el director académico en esta tarea.

Información adicional

Tipo de enseñanza:

El título propio de máster será semipresencial. A continuación se explicará la forma como estará organizada la enseñanza en las etapas no presencial y presencial.

En la configuración del plan de estudios y en la ordenación de los sucesivos módulos se ha seguido una secuencia lógica, pasando de los temas generales de Teoría del Derecho a los más específicos de argumentación jurídica, y de estos a la argumentación sobre hechos y a las cuestiones de prueba. La organización de las materias en cada módulo y el tránsito de unas a otras son rigurosamente sistemáticos, a fin de evitar saltos injustificados y lagunas de contenido.

Los módulos del 1 al 9 tendrán una parte no presencial y una parte presencial. En la parte no presencial del máster, a partir de octubre de 2020, los estudiantes dispondrán en cada módulo de tres semanas para estudiar los materiales disponibles y realizar las evaluaciones pertinentes. En el primer semestre completarán de forma secuencial la parte no presencial de los módulos 1 a 6. En el segundo semestre, a partir de febrero de 2021, se completará, siguiendo la misma dinámica y procedimientos, la parte no presencial de los módulos 7 a 9. Para resolver cualquier duda sobre el contenido de las materias o la manera más eficaz de afrontar las evaluaciones, los estudiantes podrán dirigirse mediante e-mail a los profesores responsables de los módulos, que podrán concertar tutorías on line.

En la parte presencial, que se extenderá aproximadamente durante seis semanas en mayo y junio de 2021, las clases se organizarán en una tabla de horarios, siguiendo, en la medida de lo posible, la misma secuencia de los módulos de la etapa no presencial. Aunque esto sería lo deseable, la ordenación final dependerá de la disponibilidad de los profesores, más aun teniendo en cuenta que muchos de ellos provienen de otras universidades.

Para explicar la parte presencial de cada módulo se dispondrá de 18 horas de docencia que serán divididas en 12 clases de 90 minutos cada una. Además, en cada módulo se invitará a un conferenciante que impartirá una conferencia de 90 minutos, abierta a la participación de los estudiantes. A estas se añadirán dos conferencias adicionales –que estarán ubicadas en el módulo 10-, una de inauguración y otra de clausura del máster, con lo que en total habrá 11 conferencias. Finalmente, una vez hecha pública la lista de asignación de tutores de los TFT, el director académico del máster dedicará una clase de 90 minutos a explicar cómo deben realizarse: los plazos de elaboración, extensión máxima, requisitos formales, sistema de citas, forma de organizar las referencias bibliográficas, etc.

Así pues, el número total de horas de enseñanza presencial será:

162 (18 x 9) (módulos) + 16,5 (1,5 x 11) (conferencias) + 1,5 (explicación del TFT) = 180.

En la elaboración de los TFT los estudiantes podrán elegir a su tutor. Cada tutor propondrá tres líneas de investigación entre las que podrán optar los alumnos. La distribución de los trabajos entre los profesores será rigurosamente equitativa, dividiéndose el número total entre los profesores que aparecen en la lista de tutores. Los estudiantes elegirán a su tutor en función de la media de las calificaciones de los módulos 1 a 9 en la etapa no presencial, de acuerdo con los siguientes criterios:

  • El primer estudiante en elegir será el que haya obtenido la media más alta
  • Se continuará en orden descendente hasta adjudicar la tutela de todos los trabajos
  • En caso de que dos o más estudiantes que tengan la misma nota media quisieran ser tutelados por el mismo profesor, sin que este pueda ocuparse de todos los trabajos por superar el número máximo de los que le corresponden, el orden de elección se determinará por sorteo.

Los estudiantes elaborarán el TFT durante tres meses y medio, aproximadamente. Tendrán contacto con sus tutores por correo electrónico. La evaluación de los trabajos se efectuará a comienzos de octubre de 2021.

Actividades formativas:

En la etapa no presencial las actividades formativas se realizarán a través de la plataforma Moodle Studium. Cada profesor hará entrega de unos materiales que subirán a Studium el director académico o el asistente técnico para que estén disponibles el día en que se abra cada módulo. Estos se ocuparán a su vez de controlar la realización y los resultados de los ejercicios de evaluación tipo test. Los profesores que lo deseen podrán realizar ejercicios de evaluación adicionales consistentes en prácticas, comentarios de sentencias, etc., que los estudiantes tendrán que subir a Studium antes de la fecha límite indicada.

En la etapa presencial los estudiantes asistirán a las clases de cada módulo de acuerdo con los horarios establecidos. Se les hará entrega de diversos materiales y obras de consulta de referencia cuyo estudio les será de gran utilidad como acompañamiento a las clases. Estas se desarrollarán de forma participativa, fomentando cada profesor la resolución de dudas, el intercambio de pareceres y el debate entre los estudiantes.

En esta etapa también serán impartidas 11 conferencias, una por cada módulo del 1 al 9 y dos adicionales, de inauguración y de clausura del máster. Todos los conferenciantes serán profesores expertos en teoría del Derecho, argumentación jurídica o alguna otra disciplina dogmática, o bien profesionales de la práctica del Derecho acreditados. Las conferencias también serán participativas, de manera que los estudiantes puedan intervenir formulando preguntas o planteando dudas. Los contenidos de las conferencias servirán para enriquecer y complementar la formación recibida en las clases.

Sistemas de evaluación:

En la etapa no presencial los estudiantes deberán superar en cada módulo un examen tipo test. La puntuación obtenida determinará la calificación del módulo. En caso de que algún profesor desee realizar ejercicios adicionales consistentes en prácticas, planteamientos de problemas o comentarios de jurisprudencia, la calificación final del módulo será la media aritmética entre las puntuaciones obtenidas en los ejercicios.

En la calificación de los TFT cada tutor pondrá en conocimiento de una comisión de cinco miembros -formada por el director académico y cuatro profesores del máster- cuáles son, a su juicio, los méritos del trabajo y la calificación que merece. En todo caso, la comisión tendrá siempre la última palabra sobre la calificación final.

Sistema de calificaciones:

Se utilizará el sistema de calificaciones vigente (RD 1125/2003, artículo 5º). Los resultados obtenidos por el alumno en cada una de las materias del plan de estudios se calificarán en función de la siguiente escala numérica de 0 a 10, con expresión de un decimal, a la que podrá añadirse su correspondiente calificación cuantitativa:

  • 0-4,9: Suspenso (SS)
  • 5,0-6,9: Aprobado (AP)
  • 7,0-8,9: Notable (NT)
  • 9,0-10: Sobresaliente (SB)

La mención de Matrícula de Honor podrá ser concedida a alumnos que hayan obtenido una calificación igual o superior a 9,0. Su número no podrá exceder del 5% de los alumnos matriculados en una asignatura en el correspondiente curso, salvo que el número total de alumnos matriculados sea inferior a 20, en cuyo caso se podrá conceder una sola Matrícula de Honor.

Asimismo, se seguirá la Normativa sobre el sistema de calificaciones y cálculo de la nota media y de la calificación global de los expedientes académicos de los estudiantes de la USAL (Consejo Gobierno de 23 de junio de 2011) que actualiza el sistema de calificaciones (http://campus.usal.es/~gesacad/coordinación/normativaproce/notas_23_06_2011.pdf).

Se tendrá en cuenta el Reglamento de Evaluación de la USAL (aprobado en Consejo de Gobierno en diciembre de 2008 y modificado en el Consejo de Gobierno de 30 de octubre de 2009) (http://campus.usal.es/~gesacad/coordinacion/normativaproce/regla_eval.pdf). 

Ficha

  • Título propio: Máster en teoría del derecho y argumentación jurídica.
  • Rama de conocimiento: Ciencias Sociales y Jurídicas
  • Centro: Departamento de Historia del Derecho y Filosofía Jurídica, Moral y Política
  • Tipo de enseñanza: Semi-Presencial
  • Idioma: Español
  • Director/a: José Antonio Sendín Mateos
  • Duración: Un curso
  • Créditos ECTS: 60 créditos ECTS
  • Plazas de nuevo ingreso: 60
  • Precio: 65 €
  • Coste por crédito: 3.900 €